Vela

Ya no quiero ser una vela, antes tampoco…pero ahora menos.

← Anterior

Siguiente →

8 Comentarios

  1. Voy en moto

    A mí me pasa parecido cuando se me acaba la gasolina… Pero puedo tener más vida com un gato.

    Si en una moto se te acaba la gasolina 7 veces puedes dar por seguro que a la octaba vez ya no arranca. Se murió la moto. No preguntéis por qué.

  2. irene news

    fffff que sufrimiento! dan ganar de no encender velas nunca más, no lo había pensado antes

  3. Tomate

    Cuando he visto que la tira de hoy se llamaba “Vela” he pensado en el océano, las aguas paradisiacas, el Caribe, los piratas, los tesoros escondidos y las aventuras.

    ¡Que chascazo, majos!

    Y además, ahora yo tampoco quiero ser una vela (antes vivía en la inocente ignorancia).

  4. La triste vida de una vela: Intensa pero fugaz! 😉

  5. Manuel

    Cuando vi la viñeta el viernes tenía prisa y no se me ocurrió nada. Ya veo que los comentarios son solo cuatro. Seguro que a los asiduos les pasó lo mismo que a mi. Espero que las próximas tiras sean más abiertas y a los que tenemos unas mentes normales se nos pueda ocurrir algo que comentar.
    En esta ocasión solo se me ocurre pensar en la vida que se te va tan deprisa como se consume esta vela, pero a pesar de ello hay tiempo para hacer muuuuchas cosas, así que hay que aprovechar el tiempo.

    • El Aludido

      Creo que el mensaje no es tan complejo, no hay mensajes muy profundos, son ambigüos. Parece que la ambigüedad provoca reflexiones diferentes, de cada uno…pero no significa ni es necesario que sea autobigráfico o propio. No es tan complejo.

      No era mi intención que fuera una metáfora de la vida…más bien es una conclusión tuya…yo tan sólo veo una vela que ,si estuviera “viva”, se estaría quemando. Quizá hayan influido más sobre tu interpretación, los comentarios que has leido antes, que la propia tira.

      Siempre he leido con atención lo que me comentas.

  6. Manuel

    Bueno, el dubujo como siempre estupendo, gracias a las siete viñetas tal parece que se oye el quejido de la vela consumiendo sus últimas energías.

Responder a Manuel Cancelar respuesta